Couleur Café

Couleur Café

 Del Viernes, 29  de Junio al Domingo, 01  de Julio  de 2018
0 votos recibidos
0.0 0 5 0
370 Vistas

Couleur Café

Bruselas, Bélgica
29 junio - 1 julio
2018

Info, Cartel & Entradas

Añadir al Calendario 29/06/2018 01/07/2018 Europe/Madrid Couleur Café

El Festival Couleur Café es un festival de músicas del mundo y urbanas. Está organizado por la asociación sin ánimo de lucro Zig Zag. Tiene lugar anualmente en Bruselas en el emplazamiento Tour et taxis, el último fin de semana del mes de junio o, si se presenta el caso, a caballo entre junio y julio.

 

Historia

A finales de los años 1980, Patrick Wallens -fundador de la asociación sin ánimo de lucro Zig Zag con Poney Gross- realiza el ‘servicio civil’ a favor de la Vénerie (centro cultural de Watermael-Boitsfort). Aprovecha un viaje que tiene que hacer con Mirko Popovitch a Suiza para descubrir el festival Paléo Festival de Nyon. Este será su inspiración para importar el concepto a Bruselas.
La propuesta consistía en un festival cargado de mestizaje y distensión que ofreciera algo distinto a otros festivales. Una de las novedades que pretendía incluir era la de no ubicar el recinto festivalero en “tierra de nadie”, como ocurre con el festival Torhout-Werchter, por ejemplo. Querían anclar este festival en el tejido social de Bruselas y, por este motivo, se instaló desde la primera edición en 1990 en el edificio les Halles de Schaerbeek, un antiguo mercado situado en pleno centro de Bruselas. Este edificio se ha reconvertido en centro cultural europeo en 1972.
La programación en aquella época estaba centrada principalmente en músicas africanas y afro-cubanas. Los ingredientes para el éxito ya estaban presentes; mercadillos, decoración, restaurantes, artesanía y charangas. La primera edición acogió a 5.300 personas.
En 1994, debido a las obras que tuvieron lugar en los Halles de Schaerbeek, el festival se trasladó al complejo Tour et Taxis, joya de la arquitectura industrial en Europa. El antiguo centro de transbordo de mercancías está situado en plena ciudad, a lo largo del canal de Bruselas, a tan solo unos minutos del centro de la capital. Comprende varios edificios y almacenes de ladrillo, cristal y hierro forjado, muestras de su valor arquitectónico industrial. Las características del Tour et Taxis donan al festival de la extensión necesaria, así como de un decorado excepcional. La programación musical del festival recorre las músicas urbanas y se presenta, cada edición, más ecléctica. Este festival además abre sus puertas a nuevos descubrimientos y a la escena musical belga, gracias al concurso de talentos Wanted, pero permaneciendo siempre fiel al estilo worldbeat. A lo largo de los años, el carácter festivo y pluridisciplinar del festival se ha visto reforzado notablemente a través de la exposición temática Cool Art Café, destinada a las artes plásticas y la multiplicación de actividades extramusicales: cursos de baile, demostraciones de free style, ONG, etc.

Progreso del festival

El festival ya no se anuncia solo como un festival de músicas del mundo, sino también como un festival de todo tipo de música que lleva ofreciendo, en sus últimas 3 ediciones (2006, 2007 y 2008), los estilos: R&B, Hip-Hop, World, Afro, Reggae, Ragga, Dub, Dancehall, Latino, Salsa, Son, Raï y Rock; así como un espacio dedicado a la música electrónica. La programación hace muestra de su eclecticismo gracias a la mezcla de artistas consagrados y otros por descubrir.
Estructurado como si de un gran pueblo se tratara con sus plazas y callejuelas, el festival ofrece, al margen de la música, numerosas animaciones, fuegos artificiales, talleres infantiles, cursos de baile y de música, exposiciones de arte que van desde el arte tradicional a un arte más contemporáneo, así como puntos de encuentros multiculturales.
El festival también propone un gran mercado artesanal con la presencia de los propios artesanos trabajando detrás de los puestos. Pueden encontrarse además toda variedad de especialidades culinarias de todo el mundo.
Todos los años, las ONG de ayuda al desarrollo participan en el festival. Reagrupadas en un lugar reservado para ellas, proponen animaciones, debates y ofrecen información.
Reducción de la emisión de CO2 – Desde 2005, la movilización se viene desarrollando, llegando a alcanzar un gran éxito desde 2006, ya que un tercio de los “festivaleros” (alrededor de 25.000 personas) han utilizado el transporte público para llegar al festival. La red de transportes de Bruselas, Stib, ofrece servicios gratuitos para los asistentes al festival, incluyendo los servicios nocturnos, Noctis. Existe un aparcamiento de bicicletas, así como uno de vehículos a cuatro ruedas en las proximidades del Tour et Taxis, y otro en Heysel, al que se puede acceder en minibús.
Reciclaje – Durante una manifestación de esta envergadura se producen importantes cantidades de desechos. Se invita a todos los participantes a separar los vasos y otros recipientes que seguirán después la vía del reciclaje.
Solidaridad – Se hace un llamamiento al público del festival para que colaboren con Oxfam-Solidarité aportando prendas y zapatos limpios y que puedan ser utilizados por otras personas. Hay un concurso, cuyo ganador podrá visitar los proyectos de la ONG SOS Villages d’enfants en Ruanda y Burundi.
Ética – No contentos con albergar ONG en el recinto del festival, la organización es ejemplar en cuanto a los productos que ofrece. Por causa del lobbying llevado a cabo por algunas organizaciones humanitarias, los organizadores han decidido, por ejemplo, no contar más con Bacardi.
En 2007, el festival ha acogido a cerca de 70.000 personas a lo largo de los tres días.

Bruselas, Bruselas, Bélgica true DD/MM/YYYY amgXlxLpKzDItqBlYmTO28491

El Festival Couleur Café es un festival de músicas del mundo y urbanas. Está organizado por la asociación sin ánimo de lucro Zig Zag. Tiene lugar anualmente en Bruselas en el emplazamiento Tour et taxis, el último fin de semana del mes de junio o, si se presenta el caso, a caballo entre junio y julio.

 

Historia

A finales de los años 1980, Patrick Wallens -fundador de la asociación sin ánimo de lucro Zig Zag con Poney Gross- realiza el ‘servicio civil’ a favor de la Vénerie (centro cultural de Watermael-Boitsfort). Aprovecha un viaje que tiene que hacer con Mirko Popovitch a Suiza para descubrir el festival Paléo Festival de Nyon. Este será su inspiración para importar el concepto a Bruselas.
La propuesta consistía en un festival cargado de mestizaje y distensión que ofreciera algo distinto a otros festivales. Una de las novedades que pretendía incluir era la de no ubicar el recinto festivalero en “tierra de nadie”, como ocurre con el festival Torhout-Werchter, por ejemplo. Querían anclar este festival en el tejido social de Bruselas y, por este motivo, se instaló desde la primera edición en 1990 en el edificio les Halles de Schaerbeek, un antiguo mercado situado en pleno centro de Bruselas. Este edificio se ha reconvertido en centro cultural europeo en 1972.
La programación en aquella época estaba centrada principalmente en músicas africanas y afro-cubanas. Los ingredientes para el éxito ya estaban presentes; mercadillos, decoración, restaurantes, artesanía y charangas. La primera edición acogió a 5.300 personas.
En 1994, debido a las obras que tuvieron lugar en los Halles de Schaerbeek, el festival se trasladó al complejo Tour et Taxis, joya de la arquitectura industrial en Europa. El antiguo centro de transbordo de mercancías está situado en plena ciudad, a lo largo del canal de Bruselas, a tan solo unos minutos del centro de la capital. Comprende varios edificios y almacenes de ladrillo, cristal y hierro forjado, muestras de su valor arquitectónico industrial. Las características del Tour et Taxis donan al festival de la extensión necesaria, así como de un decorado excepcional. La programación musical del festival recorre las músicas urbanas y se presenta, cada edición, más ecléctica. Este festival además abre sus puertas a nuevos descubrimientos y a la escena musical belga, gracias al concurso de talentos Wanted, pero permaneciendo siempre fiel al estilo worldbeat. A lo largo de los años, el carácter festivo y pluridisciplinar del festival se ha visto reforzado notablemente a través de la exposición temática Cool Art Café, destinada a las artes plásticas y la multiplicación de actividades extramusicales: cursos de baile, demostraciones de free style, ONG, etc.

Progreso del festival

El festival ya no se anuncia solo como un festival de músicas del mundo, sino también como un festival de todo tipo de música que lleva ofreciendo, en sus últimas 3 ediciones (2006, 2007 y 2008), los estilos: R&B, Hip-Hop, World, Afro, Reggae, Ragga, Dub, Dancehall, Latino, Salsa, Son, Raï y Rock; así como un espacio dedicado a la música electrónica. La programación hace muestra de su eclecticismo gracias a la mezcla de artistas consagrados y otros por descubrir.
Estructurado como si de un gran pueblo se tratara con sus plazas y callejuelas, el festival ofrece, al margen de la música, numerosas animaciones, fuegos artificiales, talleres infantiles, cursos de baile y de música, exposiciones de arte que van desde el arte tradicional a un arte más contemporáneo, así como puntos de encuentros multiculturales.
El festival también propone un gran mercado artesanal con la presencia de los propios artesanos trabajando detrás de los puestos. Pueden encontrarse además toda variedad de especialidades culinarias de todo el mundo.
Todos los años, las ONG de ayuda al desarrollo participan en el festival. Reagrupadas en un lugar reservado para ellas, proponen animaciones, debates y ofrecen información.
Reducción de la emisión de CO2 – Desde 2005, la movilización se viene desarrollando, llegando a alcanzar un gran éxito desde 2006, ya que un tercio de los “festivaleros” (alrededor de 25.000 personas) han utilizado el transporte público para llegar al festival. La red de transportes de Bruselas, Stib, ofrece servicios gratuitos para los asistentes al festival, incluyendo los servicios nocturnos, Noctis. Existe un aparcamiento de bicicletas, así como uno de vehículos a cuatro ruedas en las proximidades del Tour et Taxis, y otro en Heysel, al que se puede acceder en minibús.
Reciclaje – Durante una manifestación de esta envergadura se producen importantes cantidades de desechos. Se invita a todos los participantes a separar los vasos y otros recipientes que seguirán después la vía del reciclaje.
Solidaridad – Se hace un llamamiento al público del festival para que colaboren con Oxfam-Solidarité aportando prendas y zapatos limpios y que puedan ser utilizados por otras personas. Hay un concurso, cuyo ganador podrá visitar los proyectos de la ONG SOS Villages d’enfants en Ruanda y Burundi.
Ética – No contentos con albergar ONG en el recinto del festival, la organización es ejemplar en cuanto a los productos que ofrece. Por causa del lobbying llevado a cabo por algunas organizaciones humanitarias, los organizadores han decidido, por ejemplo, no contar más con Bacardi.
En 2007, el festival ha acogido a cerca de 70.000 personas a lo largo de los tres días.

Recinto Couleur Café

Bruselas
Bruselas,
Bélgica

ticketea.com
Cargando mapa....

Aftermovie

Galería

Comentarios